Disfruta Hidalgo

con los Sabores y Aromas de la Comida

Después del idioma, la gastronomía es quien nos habla de la cultura de un pueblo. Además de proporcionar una experiencia de sabor e historia en cada bocado, puede expresar de forma indirecta las costumbres, el aprovechamiento de los recursos locales y estilo de vida de los habitantes.

Zempoala

Zempoala ha sido cuna de importantes hechos históricos, muestra de ello está en el Códice Xólotl (1224 d.C.), que nos habla de los asentamientos prehispánicos de las culturas toltecas, otomíes y chichimecas, las cuales utilizaban los derivados del maguey como elementos para integrar su alimentación, así como el nopal fruta y el nopal verdura, insectos y moluscos del campo como los chinicuiles, gusanos de maguey, escamoles, caracoles, sabandijas como el tlacuache, zorra, zorrillo, víboras, entre otros. Después de la conquista los indígenas cambiaron su alimentación y empezaron a comer gallinas, carne de vaca, carne de cerdo, pan de trigo, maíz, frijoles y semillas, como lo plasma el Códice Mendoza (1550 d.C.).

En Zempoala es reconocida su gastronomía por sus variados y exquisitos platillos, ya que en ellos podemos identificar aspectos como el mestizaje, que logro unir a las culturas prehispánicas con la española, muestra de ello es el delicioso pollo en pulque, barbacoa, consomé, ceviche de hongo seta, los ximbotes de caracol y escamol que son una variación del Ximbo tradicional ya que en este la penca del maguey tiene un corte transversal donde se colocan los suculentos ingredientes, el mixiote de pollo, costilla, escamol, cueritos, chamorro acompañado de nopales en penca de maguey o papel aluminio, nopalachicle, tlacoyos de frijol, alverjón, papa o requesón, así como las quesadillas de huitlacoche, carne de cerdo en salsa morita con quelites, gualumbos en tortitas de huevo ahogados en salsa verde, flores de palma, pimientas con sal y limón, el caldo de malva, salsa de xoconostle, enchiladas y burras zempoaltecas, cocoles y bicicletas como postre para degustar con un exquisito café de olla recién hecho o un atole de agua miel o champurrado con piloncillo y granos de elote.

Si eres amante del turismo gastronómico, Zempoala “Pueblo con Sabor” te ofrece algunas opciones, como por ejemplo:

En la calle Morelos ubicada a un costado de la Plaza principal de la Cabecera Municipal se coloca el Tianguis de Zempoala, el cual ha significado un espacio de identificación comunitaria y la venta de una variedad de productos naturales como flores, hierbas medicinales, malvas, planta pimienta, flor de palma, flor de quiote de maguey, quelites, verdolagas, flor de calabaza, gualumbos, zotol; verduras y frutas orgánicas de temporada. Encontramos también instrumentos de cocina tradicionales como molcajetes, tecolotes, ollas de barro, estropajos de ixtle, utensilios hechos de madera y herramientas para el cultivo.

Qué más probar: Pollo en pulque Barbacoa Consomé Ceviche de hongo seta Ximbotes de caracol y escamol

Tulancingo de Bravo

Tulancingo es un municipio con una riqueza gastronómica extraordinaria, con platillos típicos que satisfacen los paladares de visitantes y turistas.

El platillo típico de Tulancingo es el Guajolote, por lo cual los tulancinguenses se sienten orgullosos de contar con este verdadero manjar.

Tradición y origen: La noche de un 24 de diciembre, unos ingenieros que trabajaban en la electrificación de la ciudad, salieron a buscar algo para cenar al terminar sus labores. Caminando por las calles dieron por casualidad con el negocio de una señora; como ya era noche, la dueña no tuvo mucho que ofrecerles y decidió prepararles algo similar a una torta con los pocos ingredientes que tenía. Los ingenieros probaron y les gustó mucho e hicieron el comentario que al no haber tenido cena de Navidad, para ellos éste era su pavo o su ¨guajolote¨. Es así que este rico antojito tulancinguense obtuvo su nombre.

El guajolote es una torta rellena de enchiladas con frijoles, el tradicional se elabora con huevo o pollo; y actualmente también se prepara con carne asada, salchicha, milanesa, jamón, y una gran variedad de ingredientes al gusto del comensal.

Actualmente en Tulancingo se encuentran famosas cocinas tradicionales y diversos establecimientos con precios accesibles, para que los visitantes degusten este exquisito platillo.

Otros platillos que se consumen son, el mole de la Comunidad de Santa Ana Hueytlalpan, quesos originarios como el de tenate, manchego y botanero, la barbacoa, tulancingueñas, los molotes, (frituras de maíz rellenas de papa, frijol o carne), chilaquiles de amaranto y los tlacoyos rellenos de alberjón. También hay guisos a los que les han dado su toque especial como las enchiladas de charola que no se sirven dobladas, sino extendidas; los esquites que pueden ser hervidos o fritos.

No puede faltar el pan tradicional de Tulancingo; las bicicletas y las burras, que incluso fuera de la región son conocidas como “bicicletas y burras de Tulancingo”.

Por esta riqueza gastronómica en el año 2017 y a convocatoria de la secretaría de turismo del Estado de Hidalgo, participó y obtuvo el distintivo “Pueblos con Sabor” distintivo que reconoce las localidades que se distinguen por preservar y promover la gastronomía tradicional.

Si eres amante del turismo gastronómico, definitivamente Tulancingo te ofrece una experiencia sin igual ya que cuenta con excelente infraestructura turística además de un sin fin de festivales, como por ejemplo: el festival gastronómico “Raíces” que se celebra cada año en el mes de marzo; el festival del queso que se celebra en el mes de octubre, el festival y concurso del mole de guajolote que se celebra en la comunidad de Santa Ana Hueytlalpan evento gastro-turístico y cultural que forma parte de la celebración del día de muertos. Y por supuesto el festival del guajolote que se realiza año con año en el mes de diciembre, por citar algunos.

Qué más probar: Guajolote Mole Queso de tenate Queso manchego Queso botaneo Barbacoa Tulancingueñas Molotes Chilaquiles de amaranto Tlacoyos rellenos de alberjón Pan tradicional: las bicicletas y las burras

Omitlán de Juárez

En el Municipio de Omitlán de Juárez se mantiene viva la cocina tradicional ya que sus habitantes la conservan y la protegen.  La forma de cocinar y comer hunde sus raíces en el pasado ya que las recetas con la que se preparan los alimentos tienen su origen desde los primeros pobladores quienes aprovechaban los productos de la región. Esto se ha ido transmitiendo de generación en generación.

La recolecta de los principales ingredientes se adentran en el territorio omitense haciéndolos únicos en la región.

Por esta razón, Omitlán de Juárez es orgullosamente “Pueblo con Sabor” gracias a la preservación de la cocina tradicional y la elaboración de utensilios para preparar los platillos entre otras cosas.

Omitlán de Juárez es rico en gastronomía muy en especial por el cahuiche, un fruto silvestre que se da en los bosques Omitenses, por lo que los pobladores han hecho una variedad de productos para ofrecer a los visitantes, cada año en el mes de noviembre llevan a cabo su Festival Gastronómico del Cahuiche.

Mermeladas, atolesmole son algunos de los alimentos que se ofrecen, en los cuales el ingrediente principal es el Cahuiche. Además, los hongos silvestres y la manzana también forman parte de la gastronomía de este Pueblo con Sabor.

Los domingos de plaza en Omitlán de Juárez son únicos conseguirás encontrar frutas y verduras frescas recolectadas por manos omitenses.

Qué más probar: Cahuiche Hongos silvestres Manzanas

Molotes

Acaxochitlán

Este municipio se encuentra ubicado en la región conocida como Valle de Tulancingo y forma parte de los 7 Pueblos con  Sabor que obtuvieron su denominación desde el año 2017 gracias a que goza de prestigio en la preparación de alimentos y se destaca por elaborar tradicionalmente uno o más platillos típicos.

Acaxochitlán Cuenta con una rica gastronomía destacando los molotes que son un antojito frito de masa de maíz teñida con chile guajillo elaborado de forma ovoide, el cual se rellena con papas sazonada con chile, perejil y cebolla y se puede servir con salsa, lechuga, cilantro o col, cebolla y queso y que podrás disfrutar todo el año; también encontraras cecina, el zacahuil, el pollo ranchero, las enchiladas y el chocolate molido en metate.

Otro platillo típico de temporada son los hongos que las nanacateras se encargan de seleccionar cuidadosamente para ser sazonados de diferentes formas y con diferentes ingredientes producto de recetas heredadas de generación en generación y que podrás degustar en el festival del hongo que año con año se realiza.

Y qué decir de los exquisitos vinos de Acáchul que se producen con frutas de la región y que constituyen el maridaje perfecto a tan suculentos platillos, los cuales podrás adquirir si acudes a la feria de la manzana y la flor donde encontrarás también conservas y mermeladas.

Destaca también el pan tradicional de Acaxochitlán, algunos de estos son la cuelga, frecuentemente utilizada como obsequio de cumpleaños. ​ El pan cruzado, abocado a las festividades del día de muertos y que se utiliza en las ofrendas de limpia, que se depositan en los ríos, montañas, cruces de caminos y espacios sagrados, y en pedidas de matrimonio y en ofrendas para imágenes sagradas.

Otro pan típico muy utilizado es el muñeco de pan, que se ofrece en las ceremonias y festividades matrimoniales y que es una pieza de pan con forma de hombre, este pan está elaborado con masa de hueso blanca, pasta blanca y masa de hueso negra que se pinta con tizne de chimenea.​ Simboliza la fertilidad y puede obsequiarse como presente durante las bodas tradicionales.​ También se encuentra el pan cuate que más que comerse afianza una relación de amistad y compadrazgo al obsequiarse. Por esto y más Acaxochitlán es orgullosamente “Pueblo con Sabor”.

Qué más probar: Molotes Cecina Zacahuil Pollo ranchero Enchiladas Chocolate molido Hongos Vinos de Acáchul Pan tradicional: Pan cruzado Muñeco de pan

Actopan

El municipio de Actopan, Hidalgo es uno de los municipios más ricos en cultura, tradición y gastronomía, además de contar con atractivos turísticos únicos de la región, cuenta con diversos festivales gastronómicos, paisajes y rutas naturales que deleitan la mirada y explotan los sentidos, es por esto que el visitar Actopan es una experiencia única e irrepetible.

Este municipio se encuentra ubicado en la región conocida como Valle del Mezquital, región semidesértica donde proliferan diferentes especies de flora y fauna que constituyen verdaderos manjares como los chinicuiles o los escamoles.

Uno de los eventos gastronómicos más representativos es el tradicional concurso de la barbacoa que tuvo sus orígenes hace 48 años. Se escogió la fecha del 8 de julio, día en que cumple años de fundada la ciudad de Actopan, se dice que ese día los frailes Agustinos organizaron una especie de macro bautizo o bautizo masivo con los indígenas de la región, y de ahí se tomó la fecha de la fundación del pueblo de Actopan. Esta feria arrasó con todos los pronósticos, ya que todas las actividades fueron un éxito.

Cabe mencionar que, en esta zona de la región del valle de mezquital, específicamente en Actopan la barbacoa se elabora con leña de árbol de mezquite, pencas de maguey y se tapa con petate de palma, que indudable le dan ese sabor único de “La Barbacoa de Actopan”. La gente de esta región acostumbra comerla por la mañana, como desayuno o almuerzo, muchos dicen que cae muy bien para la cruda. En las fiestas es una tradición degustarla en las comidas, y hay quien se atreve a servirla hasta en la cena. En los primeros años del concurso asistían los visitantes a la pequeña ciudad de Actopan, con vestimentas muy elegantes, traje de etiqueta, bombín, bastón de lujo, zapatos de charol. Las damas muy arregladas con traje de ocasión. En los recientes concursos de barbacoa se incorporan a participar el Comité Actopan Pueblo con Sabor para innovar el proceso de selección y calificación. Así como asignación de jurados y la participación de la Secretaría de Turismo del Estado.

Y qué decir del exquisito Ximbó, platillo elaborado también en las entrañas de la tierra elaborado a base de nopales, chiles y como ingrediente principal, carne de puerco, pollo, cueritos, envuelto en penca de maguey para darle ese sabor sin igual o si lo prefieres, ya puedes disfrutar del paste de ximbó, una deliciosa fusión gastronómica del Valle del Mezquital y la comarca minera.

Y no puede faltar el delicioso pulque natural o los llamados curados como el de piñón, piña colada o el de avena para acompañar tus platillos.

Actopan cuenta con el distintivo estatal “Pueblo con Sabor” eso quiere decir que es una localidad hidalguense, que goza de prestigios en la preparación de alimentos, nos destacamos por elaborar tradicionalmente uno o más platillos típicos y contamos con desarrollo de productos emblemáticos del estado.

La cocina  hidalguense es un reflejo de la historia social, familiar e individual, la cual podemos considerar como un proceso social y cultural, que nos muestra cómo vivimos cotidianamente en el pasado y el presente, por esta razón, Actopan  te invita a que degustes su  historia a través del sabor icónico de la barbacoa actopense, que por tantos años  ha dado prestigio y renombre a nivel nacional e internacional debido a su singular forma de elaboración y la tradición que tienen las manos de las familias productoras de este delicioso manjar. También sería imposible el no probar la razón por la que se alcanzó el distintivo, el platillo estrella, “El Ximbó” que significa “El corazón de Maguey” el cual fue dado por la familia productora Lugo Serrano y único en el estado de Hidalgo.

Qué más probar: Barbacoa Ximbó Paste de ximbó Pulque natural o curados

Ximbó

Piques

Calnali

La ubicación que tiene entre la sierra y huasteca del Estado de Hidalgo, le da características únicas en su patrimonio cultural, se conservan saberes y formas ancestrales de producción, organización comunitaria y festividades, donde los alimentos siempre están presentes, factor de unión comunitaria, desde la elaboración hasta la convivencia. En Calnali se sabe compartir, recibir y devolver.

El clima cálido favorece diversos cultivos que las cocineras las conviertes en exquisitos platillos en las diferentes temporadas.

Calnali te ofrece una grata experiencia de una tierra que conserva vigente su pasado indígena en sus diferentes expresiones culturales como la gastronomía que se caracteriza por platillos elaborados con recetas tradicionales heredadas de generación en generación y toda la belleza de esta zona serrana rodeada de bosques y vegetación.

La gastronomía es uno de los atractivos de ese bello municipio que te brinda la oportunidad de degustar platillos típicos que han pasado de generación en generación empezando por el Tlapanili que tiene una consistencia parecida al mole, las ricas enchiladas con cecina acompañadas de un rico jugo de caña y que decir del caldo de fiesta, toda una rica tradición hecha a base de  varios chiles secos, especias y se come con Piques (especie de tamal hecho de masa sin relleno que se rebana), se sirve en las celebraciones más importantes, se prepara en casos de cobre con leña y los ingredientes se muelen en metate y para rematar un rico pan cocido en horno de leña acompañado de un delicioso café producido en estas tierras.

Todos estos platillos y más los puedes encontrar por supuesto en los negocios locales así como el día de tianguis de los cuales se realizan 4 en diferentes días y comunidades siendo el de la cabecera Municipal del día domingo, el más importante, no solamente del municipio sino en la región.  Se destaca por la afluencia de vendedores que llegan de las comunidades cercanas y de otros municipios de la Huasteca y sierra alta. Se ofertan productos agrícolas que se cosechan en diferentes temporadas; es posible encontrar verduras y quelites frescos, camotes, raíces, semillas, flores y plantas de ornato, abundan los puestos de carne, utensilios para la cocina, maíz, remedios caseros, agua de caña y otros productos nativos de Calnali. Se caracteriza por conservar formas de venta tradicional utilizando las medidas como el litro, el cuartillo, por manojos, onza, rollos, piezas, dar la prueba, inclusive el trueque.

La comunidad de Ahuacatlan se distingue por la variedad de cosechas en hortalizas y manejo tradicional de secado conocido como copiles.

La comunidad de Pezmatlan te ofrece además de la hermosa vista de la cascada de Chahuacoasí, las ricas tilapias que se producen en sus granjas y que puedes degustar a la manera típica del lugar envueltas en hoja de papatla para darle ese sabor inigualable.

Qué más probar: Tlapanile Enchiladas con cecina Caldo de fiesta Piques Jugo de caña

Huejutla de Reyes

El turismo es una actividad que deja importantes beneficios para las personas que habitan en Huejutla de Reyes, que permite crecer al municipio y que se traduce en la actividad económica mediante generación de empleos para la promoción del patrimonio histórico, cultural y turístico.

Huejutla de Reyes, Hidalgo, por su ubicación geográfica y el clima cálido predominante lo hacen el sitio ideal para el cultivo de especies vegetales, endémicas usadas desde la gastronomía prehispánica cuya influencia no ha mermado en la mesa de sus habitantes y de quienes a lo largo del año nos visitan con el objetivo de saborear y disfrutar siempre algo único e irremplazable de este bello “Pueblo con Sabor”.

A lo largo del año, Huejutla ofrece una gran variedad de productos únicos que enriquecen las cocinas y mesas al mismo tiempo que satisfacen a los paladares más exigentes, lo anterior aunado a las manos de artesanos que con talento y trabajo elaboran utensilios propios para la cocina huejutlense, que dan un sabor final único e inigualable a los platillos de Huejutla.

Es de gran importancia la actividad gastronómica en este municipio, que actualmente es una fuente de ingresos y generadora de empleos considerable. Hoy existen en Huejutla 38 Restaurantes de los cuales la mayoría de ellos ofrecen en sus cartas, comida tradicional y son elaborados con utensilios como los lebrillos, metates, molcajetes, comales de barro, chichapal entre otros, dándole un terminado y sabor único a la comida Huejutlense.

Indudablemente Huejutla es un destino obligado para los amantes de la gastronomía ya que su rica y variada cocina compuesta por platillos, muchos de ellos con herencia prehispánica, constituyen un atractivo para los visitantes además de contemplar sus atractivos turísticos.

Nada como unas ricas enchiladas multicolores acompañadas de cecina o bien de un huevo hecho en hoja de plátano rematado con unos suculentos bocoles que podrás repetir hasta el cansancio sin miedo a la indigestión que para eso unos tragos de caña se encargarán.

El tianguis conserva la característica prehispánica, aquí se utilizan los cajoncitos de madera o “litros” para medir la cantidad del producto como el maíz y el frijol y todos los domingos en Huejutla se instala el tianguis tradicional, donde se muestra la diversidad de productos regionales.

El mercado municipal, es hermoso nos deja fascinados al ver todo lo que ahí se vende, la gran variedad de productos naturales y a muy buen precio, artesanías y gastronomía que puedes encontrar.

Qué más probar: Zacahuil Enchiladas multicolores Enchiladas con cecina Huevo hecho en hoja de plátano Bocoles

Zacahuil

Síguenos
Síguenos
Síguenos
Suscríbete